Campanadas en la Puerta del Sol

Sé que estamos en pleno mes de abril y con las hormonas revolucionadas por la primavera. Y no me he vuelto loca hablando de las campanadas a estas alturas del año. Pero Madrid y sus campanadas en la Puerta del Sol merecen una mención especial en cualquier momento,  aunque sea con el calor pegando en nuestras ventanas.

Y es que ir a pasar el fin de año a Madrid y a su célebre Puerta del Sol es algo que millones de personas hacen cada año. Basta con buscar un hotel nochevieja Madrid para pasar la noche y descansar. Pero antes de que llegue el momento de descansar, debemos disfrutar de la primera noche del año como si fuera la última de nuestra vida.

Para los afortunados que puedan viajar durante estas fechas tan señaladas a la capital madrileña, nada mejor que escoger un hotel de nochevieja en Madrid en el que nos ofrezcan cena de gala, las campanadas y la fiesta de cotillón posterior para dar la bienvenida al año como se merece. Aunque los afortunados que encuentren su hotel en nochevieja en Madrid cerca de la Puerta del Sol, no habrá nada mejor que bajar a tomar las uvas en la mítica plaza.

El Ayuntamiento de Madrid reparte cada año miles de uvas a todos los asistentes a una de las celebraciones de fin de año más famosas de nuestro país, así como miles de copas de champán y bolsas de cotillón para poder celebrar la entrada del nuevo año. Además también se ponen varios altavoces en la plaza por los que la música suena desde horas de la tarde hasta bien entrada la madrugada para amenizar la fiesta del año que ninguno de nosotros nos queremos perder.